Ordinary Time 2017

Nineteenth Sunday in Ordinary Time
August 13, 2017

Truth shall spring out of the earth, and justice shall look down from heaven.

— Psalm 85:12

 

NOTHING TO FEAR

A rabbi was asked why God sends trials and troubles into human lives. “Because God gets lonely for his people” was the reply. There is some resonance with this wisdom in today’s Gospel, as Jesus makes his disciples get into a boat without him and goes off alone while they venture into stormy waters. Of course, neither Jews nor Christians believe that the Almighty plays this sort of whimsical game with them, but there is some truth in the statement that we don’t turn to God for saving help until we’re in a bind. Peter’s role today, as it is throughout the New Testament, is to be a sign or to represent each member of the church and the whole church. Our story is the tale told about Peter’s faith today. What can bolster our faith is that even when Christ calls us to face bravely the tempests of life, if we are walking through them with our eyes fixed on him in faith, we have nothing to fear. Even when we falter or sink, simply crying “Lord, save me!” is enough to help us know the steady grasp of God’s hand. Then, sheltered inside the walls of faith, the storms we endure lose their power over us.

 

TREASURES FROM OUR TRADITION

The Roman Canon, called Eucharistic Prayer I, is probably seldom heard in your parish. Some priests will choose it for at least one of the Masses of Christmas, or the Easter Vigil. Such sparing use of this prayer seems strange, especially since it was the only Eucharistic Prayer in the Latin Rite for many centuries, from as long ago as 500 right up to 1970.

In 1965, the vernacular language was approved for the canon of the Mass. Almost immediately, some experimental texts began to surface in the Netherlands, and priests began to use new Dutch texts without permission. By 1966, Pope Paul VI had set up a committee to consider whether or not it was time to approve such experimentation and extend it to non-Dutch churches. No sooner had the committee been formed than other individuals copied the Dutch by just plunging on ahead. The Dutch bishops had approved the use of the new prayers nationwide in 1968, and Flemish bishops in Belgium quickly agreed. By then, German translations of the Dutch prayers were in wide use, and before long nearly one hundred Eucharistic Prayers, all unapproved, were in circulation in France. The Vatican heard the widespread desire for more variety in Eucharistic Prayer forms, and, with the pope’s approval, the process of creating new official prayers began.

 

BIBLE TRUTH

Each person marvels to find in the divine scriptures truths which they themselves have thought out.

—St. Thomas Aquinas

 

WHAT I KNOW

As for me, all I know is that I know nothing.

—Socrates

 

FROLICSOME

Anyone who wishes to frolic with the devil cannot rejoice with Christ.

—St. Peter Chrysologus

 

________________________________________________________________________________________

 

 

Decimonoveno Domingo del Tiempo Ordinario
13 de agosto de 2017

La fidelidad brotó en la tierra y la justicia vino del cielo.

— Salmo 85(84):12

 

NADA QUE TEMER

A un rabino se le preguntó por qué Dios envía pruebas y problemas en vidas humanas. "Porque Dios se siente solo para su pueblo" fue la respuesta. Hay algo de resonancia con esta sabiduría en el Evangelio de hoy, cuando Jesús hace que sus discípulos entren en un barco sin él y se vaya solo mientras se aventuran en aguas tempestuosas. Por supuesto, ni los judíos ni los cristianos creen que el Todopoderoso juega este tipo de juego caprichoso con ellos, pero hay algo de verdad en la declaración de que no nos volvemos a Dios para salvar la ayuda hasta que estamos en un atado. El papel de Pedro hoy, como lo es en todo el Nuevo Testamento, es ser un signo o representar a cada miembro de la iglesia ya toda la iglesia. Nuestra historia es la historia contada sobre la fe de Pedro hoy. Lo que puede reforzar nuestra fe es que aun cuando Cristo nos llama a enfrentar con valentía las tempestades de la vida, si estamos caminando a través de ellos con los ojos fijos en él en la fe, no tenemos nada que temer. Incluso cuando vacilamos o nos hundimos, simplemente gritando "¡Señor, sálvame!" Es suficiente para ayudarnos a saber el firme asimiento de la mano de Dios. Entonces, protegidos dentro de los muros de la fe, las tormentas que perduramos pierden su poder sobre nosotros.

 

TRADICIONES DE NUESTRA TRADICIÓN

El Canon Romano, llamado Oración Eucarística I, probablemente es rara vez escuchado en su parroquia. Algunos sacerdotes la elegirán por lo menos para una de las Misas de Navidad, o la Vigilia Pascual. El uso tan reservado de esta oración parece extraño, sobre todo porque fue la única oración eucarística en el rito latino durante muchos siglos, desde hace 500 años hasta 1970.

En 1965, el lenguaje vernáculo fue aprobado para el canon de la Misa. Casi inmediatamente, algunos textos experimentales comenzaron a aparecer en los Países Bajos, y los sacerdotes comenzaron a usar nuevos textos holandeses sin permiso. En 1966, el Papa Pablo VI había establecido un comité para considerar si había llegado el momento de aprobar dicha experimentación y extenderla a las iglesias no holandesas. Tan pronto como se formó la comisión, otros individuos copiaron a los holandeses simplemente hundiéndose por delante. Los obispos holandeses habían aprobado el uso de las nuevas oraciones a nivel nacional en 1968, y los obispos flamencos en Bélgica rápidamente aceptaron. Para entonces, las traducciones alemanas de las oraciones holandesas estaban en uso amplio, y en poco tiempo cerca de cien Oraciones Eucarísticas, todas no aprobadas, estaban en circulación en Francia. El Vaticano escuchó el deseo generalizado de más variedad en las formas de Oración Eucarística y, con la aprobación del Papa, comenzó el proceso de crear nuevas oraciones oficiales.

 

IMAGEN DE DIOS

La naturaleza tiene perfecciones a fin de mostrarnos que ella es la imagen de Dios, así como defectos para mostrarnos que es apenas imagen de Dios.

-Blas Pascal

 

LO QUE YO SÉ

En cuanto a mí, sólo sé que nada sé.

-Sócrates

 

JUGUETÓN

Cualquiera que quiera divertirse con el diablo no puede regocijarse con Cristo.

-St. Peter Chrysologus

 

jspaluch.com

 

(Back)